Gente Alternativa - Sudamérica corre el riesgo de ser Africa - Globalización, Derechos Humanos y Sociedad

Gente Alternativa - Globalización, Ecología, Derechos Humanos y Sociedad

Un espacio para la reflexión y el debate

  • La Pluma Rebelde
  • Cajón Desastre
  • En el Punto de Mira
  • Tribuna de Oradores
  • La Mirada Alternativa
  • Dimensiones Alternativas

  • Añádenos a tus Favoritos
  
  •Versión texto para imprimir


Principal | Suscríbete | Tú Opinas | Libro de Visitas | Contáctanos | Imprimir | Atrás

Tribuna de Oradores

Sudamérica corre el riesgo de ser Africa

por Nicholas Kristof   /   publicado en Clarín

Mientras sólo parece importarles Irak, Estados Unidos y Occidente todo pagarán el costo de someter a un continente al abandono institucional y económico.

Mientras todos nosotros estamos centrados en el lejano Irak, nuestra vecina Sudamérica se cae silenciosamente a pedazos.

María Amelia Miranda, que vive en la villa miseria Iapi de la localidad de Monte Chingolo, en el sur de Buenos Aires, llora. Tres de sus siete hijos —nenas de 8, 7 y 3 años— tienen parásitos en sus intestinos de hasta 30 centímetros de largo, que ella debe sacar periódicamente de sus traseros. El medicamento antiparasitario le cuesta alrededor de 1,40 dólar por chico y María Amelia no está en condiciones económicas de comprar alimentos y remedios para sus hijos.

"En una oportunidad pude comprarles el remedio y les di un poco a cada una de mis hijas", admitió. "Pero no era la dosis completa y por eso no les hizo nada. Mis hijas están molestas y adelgazan. Si tienen parásitos, lo que coman no tiene demasiada importancia".

¿Qué debería comprar entonces esta mujer: comida o medicamentos? Su marido es mecánico y sólo consigue trabajos ocasionales. El precio del pan en Argentina se duplicó, casi, en relación a los valores del año pasado. No puede entonces darse el lujo de comprar ambas cosas. Por ahora, sólo compra alimentos y espera que el problema de parásitos de sus hijas no se agrave.

Hasta ahora, la única zona del mundo que había sufrido una baja sostenida de sus ingresos era Africa. Sin embargo, en estos momentos, Centroamérica y Sudamérica corren el riesgo de convertirse en otra Africa, por la desesperación, por el abandono institucionalizado al que los somete Occidente, por los niveles de vida en caída, por los golpes, la guerra civil y los gobiernos fracasados. Si permitimos que esto pase, nosotros, los yanquis, pagaremos el precio —en términos de economía, drogas e inmigración— durante años.

La política de Washington para Sudamérica se encuentra en estado de confusión y hubo muy poca urgencia por llegar a un nuevo acuerdo entre el FMI y la Argentina. El Tesoro debe enfrentar sus responsabilidades internacionales para mantener el orden económico.

El historiador económico Angus Maddison calculó que en 1900, el ingreso per cápita de la Argentina era de casi 2.800 dólares, por detrás de Estados Unidos en aquel momento, pero casi el mismo que Canadá y Francia y más del doble que el de Japón.

La Argentina fue uno de los grandes fracasos de los últimos 100 años ya que hoy su ingreso per cápita es de cerca de US$ 2.500 —sí, no hay error, es una cifra inferior a la que tenía hace un siglo—. Esta trayectoria es evidente en familias como la de Eduardo Alberto William, que debe su apellido a un bisabuelo que inmigró de Inglaterra para dar a sus descendientes mejores perspectivas. Pero su apuesta no resultó bien. William es uno de los 125.000 "cartoneros", que se dedican a juntar productos reciclables de las bolsas de basura y ganan cerca de 2 dólares diarios.

Con una economía que se contrajo este año más de un 10 por ciento, la Argentina entró primero en default respecto de sus deudas comerciales y el mes pasado por su deuda con el Banco Mundial también. Hasta aquellos que se las arreglan para que las cuentas cierren apoyan por lo general la idea del default.

"¿Cómo podríamos pagar, si nos estamos muriendo de hambre?", sentencia Miriam Ganduglia, mientras se ocupa de cultivar su pequeña huerta en el jardín.

¿Muriendo de hambre? Miriam está bien vestida y tiene pintadas las uñas de las manos y los pies. Los argentinos están traumatizados en realidad porque creían estar viviendo en el Primer Mundo y hoy se encuentran tratando de ganarse la vida en el Tercer Mundo.

Pero no se trata sólo de Argentina. Toda Sudamérica está en crisis. Uruguay, Paraguay y Bolivia están igual de mal, o peor. Y Brasil podría seguir los pasos de Argentina y caer en la quiebra y el default respecto de su deuda externa de 260 mil millones de dólares, lo que haría tambalear toda la economía mundial.

Más al norte, Colombia se ve afectada por la guerra civil y Venezuela paralizada por una crisis política que también podría desembocar en una guerra. En casi todos lados, las políticas de libre mercado del "Consenso de Washington" de los años 90 son vistas como desacreditadas y un fracaso, en parte porque nosotros, los norteamericanos, no combatimos la corrupción con la agresividad con que deberíamos haberlo hecho. Por otro lado, en países tan diversos como Brasil, Venezuela, Perú y Ecuador las últimas elecciones dieron la victoria a izquierdistas o populistas que tienden a ponernos muy nerviosos.

Desde ya que Irak es enormemente importante: es probable que pronto estemos en guerra allí. Pero en el mundo de hoy, como en el ajedrez, uno no puede darse el lujo de seguir nada más que una parte del tablero. Si dejamos que Bagdad nos enceguezca y no nos permita ver otras crisis y tragedias, si permitimos que Argentina caiga del Primer al Tercer Mundo y no nos ponemos a tono con las necesidades de la señora Miranda y millones de otros como ella, entonces a nosotros nos harán jaque mate.

Copyright Clarín y The New York Times, 2002.
Traducción: Silvia S. Simonetti.

Opina sobre este artículo                         Arriba

Principal | Suscríbete | Tú Opinas | Libro de Visitas | Contáctanos | Imprimir | Atrás